Fotografías: Este es Saturno y su tormenta gigante, como nunca antes fue visto

Fotografías: Sonda Cassini logró adentrarse en los anillos de Saturno

La sonda espacial Cassini de la NASA envió este jueves las imágenes más cercanas de Saturno en la historia, tras sobrevivir su primer descenso dentro de los anillos del planeta, dijo la agencia espacial estadounidense.

Ahora, la nave de la NASA está en pleno proceso de transmisión de todos los datos científicos recolectados durante su histórica misión al Observatorio de Goldstone, en California, informó el servicio de prensa del Laboratorio de Propulsión a Reacción.

«La nave espacial Cassini de la NASA ha vuelto a abrir caminos, exhibiendo nuevas maravillas y demostrando lo lejos que puede llevarnos nuestra curiosidad si nos atrevemos», afirmó Jim Green, director del departamento de Ciencias Planetarias de la sede de la NASA en Washington.

La inédita aproximación al segundo mayor planeta de nuestro sistema solar forma parte de la última etapa de la misión de la sonda Cassini, que dura ya 20 años y a la que se denomina «Grand Finale». Durante este último capítulo, Cassini rodeará Saturno aproximadamente una vez por semana, haciendo un total de 22 inmersiones entre los anillos y el planeta.

Las siguientes fotografías obtenidas por Cassini muestran un acercamiento a la atmósfera de Saturno y al Huracán Gigante.

Un acercamiento a la atmósfera de Saturno y al Huracán Gigante, obtenidas por Cassini.

Un acercamiento a la atmósfera de Saturno y al Huracán Gigante, obtenidas por Cassini. Crédito: NASA

Crédito: NASA

Crédito: NASA

Cassini tomará fotografías de varias de las lunas más interiores y estudiará los vientos, nubes, auroras y gravedad de Saturno. La información podría ayudar a los científicos a hallar la fuente del campo magnético del planeta, determinar cuán rápido rota y saber lo que existe más allá de las capas de nubes.

Funcionarios de la NASA no están seguros si Cassini sobrevivirá todas las inmersiones. La brecha entre Saturno y sus anillos es de unos 2.400 kilómetros y posiblemente esté regado de partículas de hielo. La sonda viaja a una velocidad de unos 124.000 kph por lo que el choque con una partícula incluso pequeña puede resultar mortal.

En su último descenso el 15 de septiembre, Cassini se destruirá al volar directamente a la atmósfera de Saturno. La NASA planea estrellar la sonda para evitar que al quedarse sin combustible colisione con una luna donde sea posible la vida microbiana.

Un nuevo planeta similar a la Tierra ha sido descubierto

Un nuevo planeta similar a la Tierra ha sido descubierto

El nuevo planeta, bautizado como OGLE-2016-BLG-1195Lb, orbita su estrella a casi la misma distancia que la Tierra gira en torno al Sol, y además tienen masas equivalentes.

La agencia espacial estadounidense, la NASA, ha descubierto un planeta helado previamente desconocido que tiene la misma masa que nuestra Tierra. Pero el parecido con nuestro planeta no termina aquí, ya que el cuerpo celeste está situado a la misma distancia de su estrella que la Tierra del Sol, como señala un comunicado publicado en el sitio web de la NASA.

“Este planeta cubierto de hielo es el que tiene menor masa de todos los que se han descubierto gracias a la técnica de la microlente”, comentó el investigador de la NASA Yossi Shvartzvald. La microlente gravitacional es un método que permite detectar objetos celestes lejanos mediante la observación de los rayos refractados en otros cuerpos.

Según explican en la agencia, la Tierra y el «nuevo» planeta, bautizado como OGLE-2016-BLG-1195Lb, se encuentran a la misma distancia de sus respectivas estrellas, lo que podría ser una indicación de que el planeta alberga vida. Sin embargo, señalan los investigadores, la estrella del gemelo helado de la Tierra es demasiado débil, por lo que la presencia de vida alienígena en su superficie es poco probable.

De todas formas, el descubrimiento ayudará a los científicos en el estudio de otros sistemas planetarios en nuestra galaxia, subrayaron desde la NASA.

NASA: «La humanidad está a punto de descubrir vida extraterrestre»

NASA: «La humanidad está a punto de descubrir vida extraterrestre»

Esa fue la declaración del portavoz de la agencia espacial durante una de las últimas audiencias del Comité para la Ciencia, Espacio y Tecnología de EE.UU.

El profesor Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misión Científica de la sede de la NASA en Washington, afirmó que falta muy poco tiempo para que descubramos vida alienígena.

«Teniendo en cuenta todas las actividades de búsqueda de vida en muchas ciencias diferentes, estamos al borde de uno de los descubrimientos más profundos y nunca vistos antes», declaró Zurbuchen durante la audiencia del Comité para la Ciencia, Espacio y Tecnología estadounidense.

En la audiencia, que se celebró este 25 de abril, el profesor mencionó todos los logros recientes de la NASA en la búsqueda de la vida extraterrestre que apoyan su afirmación.

«Hace dos semanas la misión Cassini de la NASA demostró la presencia de hidrógeno en la luna Encelado de Saturno, mientras que el equipo del Hubble anunció los resultados de la segunda observación de los océanos de Europa, la luna de Júpiter. Ambos descubrimientos presentan el potencial de la vida», afirmó el portavoz de la NASA, que también destacó los avances de la astrobiología.

«Y si bien de momento no hemos encontrado signos de vida definitivos en otros lugares, nuestra búsqueda está haciendo un progreso notable», dijo Zurbuchen, que señaló que el número de misiones de astrobiología de la NASA está en aumento.

Vida en Marte

«El Mars 2020, nuestro próximo explorador, seguirá avanzando en esta búsqueda mediante la investigación de una región de Marte donde el ambiente antiguo puede haber sido favorable para la vida microbiana. La misión también buscará signos de vida pasada y recogerá muestras que llevará a la Tierra», desveló los planes de la NASA el profesor.

Zurbuchen también señaló que para demostrar la existencia de la vida extraterrestre es necesaria la cooperación de varias disciplinas científicas en conjunto, como la biología, la geología, la astronomía, las ciencias planetarias, las ciencias de la Tierra y muchas otras.

Primeros Astronautas en ir a Marte podrían quedar atrapados en un tubo durante años

Primeros Astronautas en ir a Marte podrían queda atrapados en un tubo durante años

Crédito: NASA

Desde hace varios años la NASA ha hablado de enviar a la gente a Marte utilizando su novedoso y gigantesco cohete, el Space Launch System (SLS) y una nueva nave espacial llamada Orion.

Pero la NASA no ha dicho cómo planea usar esos US $ 40 mil millones de nuevo hardware, incluso después de publicar un plan de exploración de Marte de 36 páginas en octubre de 2015.

Afortunadamente, un nuevo plan podría estar finalmente entrando en su lugar.

El 21 de marzo, el presidente Donald Trump firmó una nueva ley que obliga a la NASA a enviar gente a Marte en el año 2033. Luego, una semana más tarde, la agencia espacial publicó un plan aún más detallado para llegar al planeta rojo.

El nuevo esquema no es apto para claustrofóbicos ni para débiles de corazón: implica atrapar a los astronautas en una nave espacial en forma de tubo, enviándolos al espacio profundo durante 3 años, y no les da ninguna forma de escape de emergencia más allá de la Luna.

Lo que es más, los astronautas sólo podrán orbitarán Marte en el 2033; nunca intentarían aterrizar.

Eso es lo que establece un documento escrito por William H. Gerstenmaier, líder de la Human Exploration and Operations Directorate de la NASA, que presentó durante una reunión del consejo asesor el 28 de marzo.

«La NASA está liderando los próximos pasos en el espacio profundo cerca de la Luna, donde los astronautas construirán y comenzarán a probar los sistemas necesarios para desafiar misiones a destinos espaciales profundos, incluyendo a Marte», dijo la NASA acerca de este nuevo plan en un comunicado de prensa.

Llegar a Marte en 5 fases

Representación artística del Deep Space Gateway (DSG).

Representación artística del Deep Space Gateway (DSG). Crédito: NASA

La Fase 0 consiste en utilizar la Estación Espacial Internacional «como un banco de pruebas para demostrar capacidades y operaciones claves de exploración y fomentar una industria espacial comercial emergente» con socios como SpaceX, Boeing, ATB Orbital y otros. Actualmente estamos en esta fase.

La Fase 1 es ambiciosa, con seis lanzamientos que abarcan desde 2018 hasta 2025.

En primer lugar, la NASA quiere lanzar su cohete inaugural SLS (un monstruo de 98 metros o 321 pies de altura diseñado para competir con los cohetes Saturn V que llevaron a los astronautas de Apolo a la Luna). Asumiendo que el vuelo inaugural y las pruebas de su nueva nave espacial Orion resulten bien, la agencia espacial lanzará otros cinco cohetes SLS.

El primero de esos cinco enviaría la sonda Europa Clipper de la NASA a Júpiter, donde estudiaría la luna helada que puede tener océano oculto y que podría ser habitable para la vida extraterrestre.

Otras cuatro misiones lanzarán cada una de ellas una nueva estación espacial, denominada Deep Space Gateway (DSG), en órbita cerca de la Luna – una región llamada espacio cislunar – donde cuatro astronautas ayudarán a montarla y proveerla.

«La pasarela podría moverse para apoyar misiones robotizadas o de socios a la superficie de la Luna, para apoyar misiones que salen de la puerta de entrada a otros destinos en el Sistema Solar», dijo Gerstenmaier en el comunicado.

La Fase 2 se basa en la estación espacial lunar que lanzará un transporte espacial profundo (DST) a nuestro satélite en el año 2027. Entonces, entre los años 2028 o 2029, cuatro astronautas afortunados pasarían hasta 400 días dentro del tubo de 41 toneladas mientras orbita cerca de la Luna. Su misión: asegurarse de que el DST funcione correctamente.

Representación artística del Deep Space Transport spaceship (DST)

Representación artística del Deep Space Transport spaceship (DST). Crédito: NASA

La Fase 3 comenzará aproximadamente en el año 2030, asumiendo que el DST y su tripulación no experimenten problemas. Otro vuelo del SLS reabastecería la nave con suministros y combustible, pero otro lanzamiento lo cargaría con cuatro personas: la primera tripulación que visitará Marte.

Su vuelo de dos a tres años de duración «probablemente implicaría un sobrevuelo de Venus y una corta estancia alrededor de Marte» y «no ofrecería ninguna esperanza para un retorno de emergencia una vez que la tripulación abandone el espacio cislunar», escribió Berger en Ars Technica.

La Fase 4 ocurriría luego del año 2033, y aún no está clara del todo. Todo lo que se especifica en el documento de Gerstenmaier es «misiones preparatorias de desarrollo y robóticas» para entregar hábitats y suministros a la superficie de Marte, más las eventuales «misiones de aterrizaje humano en Marte».

¿La NASA pondrá las primeras botas en Marte?

Incluso si la NASA logra ejecutar este plan, puede tener la competencia de los socios privados que esperan involucrarse. El sector privado incluso puede vencer a la NASA en llegar a Marte.

Elon Musk, el fundador de la compañía de cohetes SpaceX, dijo recientemente que planea enviar gente a Marte para el 2022.

Boeing también ha desafiado a SpaceX en la gran carrera por llegar al planeta rojo. Musk dijo que está bien con esto, porque lo único que quiere hacer es colonizar a Marte y proteger a la humanidad de la aniquilación autoimpuesta o de un asteroide no detectado.

«Creo que es bueno que haya múltiples caminos a Marte», dijo Musk en agosto de 2016.

La sonda Cassini se sumerge entre Saturno y sus Anillos, próxima a su Gran Final

La sonda Cassini se sumerge entre Saturno y sus Anillos, próxima a su Gran Final

Una de las más grandes misiones de la exploración espacial está cerca de su final. Se trata de la sonda Cassini -un proyecto conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI), que partió de Cabo Cañaveral en 1997 y se desintegrará en la atmósfera de Saturno el 15 de setiembre, luego de 20 años explorando a fondo el sexto planeta del Sistema Solar, sus anillos y sus 62 lunas.

La sonda Cassini de la NASA se sumergió este miércoles 26 de abril (2017) en el espacio entre Saturno y sus misteriosos anillos, en un viaje pionero que puede ofrecer una perspectiva sin precedentes sobre este planeta.

La primera de las 22 inmersiones previstas entre Saturno y su anillo más cercano estaba prevista para las 5:00 locales de Florida (9:00 GMT), informó la NASA. Ahora comienza la etapa de la dramática espera de noticias.

Las comunicaciones entre la nave no tripulada y la Tierra quedaron cortadas durante la inmersión y no se restablecerán al menos por 24 horas. Si Cassini sobrevive al viaje, podría hacer contacto vía radio hacia las 7:05 GMT del 27 de abril.

«Las imágenes y otros datos (de Saturno) comenzarán a llegar poco después de que se restablezca la comunicación», señaló la NASA.

El próximo 11 de septiembre realizará su último sobrevuelo, que se ha dado en llamar el ‘beso de despedida’, y que servirá para encaminar a Cassini hacia su desintegración en la atmósfera de Saturno cuatro días más tarde. En estos momentos el combustible se está agotando, y se intenta evitar que sus restos contaminen los lagos de Titán o los mares de Encélado, porque se han descubierto géiseres con compuestos químicos esenciales para sustentar microbios.

Entre la información que ha enviado la sonda, destacan unas fotografías que muestran las vistas de la descomunal tormenta hexagonal que reina en el polo norte del planeta y las imágenes de mayor resolución que se hayan tomado de Pandora, la luna de 84 kilómetros de diámetro en el anillo exterior. También datos publicados sobre el lado nocturno de Titán presenta entre 10 y 200 veces más luz que su lado diurno, los científicos creen que podría deberse a la eficiente difusión frontal de la luz solar por la extensa neblina de su atmósfera, un comportamiento que en nuestro Sistema Solar solo presenta Titán.

La nave Cassini llega al final de su viaje, pero hasta el momento de su desintegración nos seguirá transmitiendo lo que pasa tan lejos de la Tierra.

No importa como salgan los últimos días de la sonda Cassini. La misión ya ha conseguido convertirse en uno de los orgullos de la NASA. Y Google no ha querido dejar pasar la oportunidad. El último viaje de la importante sonda se queda ya marcada en la historia de la carrera espacial y en la de los Doodles del gigante buscador, un lugar solo reservado para los importantes.

Donald Trump: «Tenemos que llegar a Marte antes de que termine mi mandato o en el próximo»

Donald Trump: «Tenemos que llegar a Marte antes de que termine mi mandato o en el próximo»

Crédito: 20th Century Fox

Donald Trump, presidente de EE.UU., sostuvo una videoconferencia con los astronautas estadounidenses en la EEI, Peggy Whitson y Jack Fischer.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mantenido una videoconferencia con los miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) y ha preguntado a su comandante, Peggy Whitson, si existe un plazo para «enviar a humanos a Marte» y «cuándo ve posible que pueda suceder».

A pesar de que la astronauta de la NASA ha respondido que esa misión podría ser factible «en la próxima década de los 30» porque «los vuelos espaciales requieren mucho tiempo y dinero», el mandatario ha asegurado que «queremos intentarlo durante mi primer mandato o, en el peor de los casos, durante el segundo», con lo cual «tendremos que acelerarlo un poco».

El programa de la NASA para preparar vuelos al planeta rojo fue elaborado durante la Administración del expresidente de EE.UU., Barack Obama. Para cumplir el plazo que ha indicado Whitson, la agencia aeroespacial norteamericana prepara el cohete Sistema de lanzamiento espacial (SLS, por sus siglas en inglés).

Por su parte, la compañía SpaceX del multimillonario Elon Musk anunció el año pasado que pretende enviar un vuelo tripulado a Marte entre 2020 y 2025, mientras que su primera misión no tripulada está prevista para 2018.

¿Ves aquel punto brillante al centro? Es la Tierra vista desde los anillos de Saturno

¿Ves aquel punto brillante al centro? Es la Tierra vista desde los anillos de Saturno

A pesar de que la sonda Cassini está a punto de morir, aún nos continúa sorprendiendo mostrándonos impresionantes imágenes de Saturno y sus lunas que nos dejan boquiabiertos. No obstante, esta vez la protagonista es la Tierra como nunca antes la habías visto, desde los anillos de Saturno.

Cassini lleva desde el 2004 en la órbita de Saturno, ayudando a que los científicos de la NASA puedan comprender mejor a este planeta, sus anillos, sus lunas y su misterioso polo. Después de casi 20 años de misión (dado que fue lanzada en 1997), la sonda se prepara a morir descendiendo a la superficie del planeta en el próximo mes de septiembre, pero mientras tanto continúa regalándonos sus últimas imágenes, incluyendo una de la Tierra desde su perspectiva.

La nueva imagen que publicó la NASA fue capturada el pasado 12 de abril, cuando la Cassini se encontraba a apenas unos 1.400 millones de kilómetros de nuestro planeta. Ese pequeño punto brillante que ves es la Tierra, envuelta entre los anillos A y F de Saturno.

Realizando un acercamiento en la imagen, podemos incluso ver a la Luna a la izquierda de nuestro planeta.

Visto desde Saturno, la Tierra y los otros planetas del Sistema Solar interior están todos cerca del sol, y son capturados fácilmente en este tipo de imágenes, a pesar de que estas «oportunidades» han sido algo raro durante la misión. El anillo F aparece especialmente brillante en esta geometría de visualización.

Científicos descubren los restos de un intenso campo magnético en la Luna

Científicos descubren los restos de un intenso campo magnético en la Luna

Utilizando el material lunar recogido por los astronautas durante el programa Apolo se ha logrado demostrar que la Luna tenía un campo magnético, al igual que la Tierra, durante las primeras etapas de su existencia. Según la nueva investigación, el calor de cristalización del núcleo lunar puede haber conducido al surgimiento de un campo magnético hace unos 3 mil millones de años.

Rocas lunares magnetizadas que fueron llevadas a la Tierra durante las misiones Apolo han establecido que la Luna tuvo una vez un campo magnético. El campo magnético de la luna se extendió por más de mil millones de años y, en un momento dado, era tan fuerte como el generado por la Tierra en la actualidad. Los científicos creen que un dínamo lunar – un núcleo fundido giratorio en el centro de la luna – puede haber impulsado el campo magnético, pero hasta ahora no entienden cómo se generó y mantuvo durante todo ese tiempo.

En un reciente estudio, los científicos en Astromaterials Research and Exploration Science (ARES), División de la NASA en Houston, sostienen que este dínamo fue causado por la cristalización del núcleo lunar.

El problema radica en que la masa y el tamaño de la Luna no son suficientes para explicar la formación de un campo magnético en sus primeras etapas.

Ante este escenario, los científicos barajaban varias hipótesis que explicaban la existencia de metales propios de un campo magnético, sin que necesariamente hubiese existido uno. Una de las hipótesis planteaba que estos metales pertenecían a un asteroide que colisionó con el satélite en el pasado o que, simplemente, se tratasen de una anomalía.

Sin embargo, ahora los científicos han logrado comprobar la existencia de este campo magnético.

Analizamos los datos químicos y físicos de los que disponemos con el objetivo de entender cómo pudo llegar a tener un campo magnético y que [la Luna] lo hubiese mantenido durante tanto tiempo. Recreamos varios modelos sintéticos del núcleo lunar mediante los datos de su composición y observamos cómo reaccionan ante las mismas temperaturas y presión existentes en el subsuelo del satélite”, explicó Kevin Righter, científico del Instituto Lunar y Planetario de Houston (LPI, por sus siglas en inglés).

Debido a que la presencia de un campo magnético es importante para la existencia de vida, la investigación podría sugerir que los requisitos para su existencia podrían estar presentes en otras lunas y pequeños planetas.

Los científicos de ARES prepararon polvo de hierro, níquel, azufre y carbono basado en estimaciones de la proporciones geoquímicas de la Luna en análisis recientes de las muestras recogidas en las misiones Apolo. Una vez preparados, los polvos se encapsularon y se calentaron a bajo presiones correspondientes a los del interior lunar. Debido a que la Luna puede haber experimentado altas temperaturas en su historia temprana y temperaturas más bajas durante el enfriamiento después, los científicos investigaron una amplia gama de temperaturas.

Se examinaron las composiciones detalladas y texturas de los sólidos y líquidos formados en las condiciones de presión y temperatura más altas.

Antes de que estos nuevos resultados sean obtenidos, el acertijo era que el modelado de la Luna involucraba un núcleo de hierro / níquel con contenidos de azufre tan alto (y punto de fusión tan bajo) que la cristalización no se habría producido hasta muy tarde en la historia lunar. De este modo la fuente del flujo de calor fuera del núcleo requerida para accionar un dínamo no estaba clara.

Se propusieron diversas fuentes en forma de calor de impacto o fuerzas de cizallamiento. El equipo de investigación ARES reconoce que estas fuentes pueden ser reales, pero si el calor de cristalización del núcleo externo estuvo disponible, se trata de una simple y directa fuente para un dinamo lunar y encajaría bien con el tiempo transcurrido.

El estudio ha sido publicado en la revista Science.

Volcanes de hielo en Europa, luna de Júpiter ¿La protagonista de un nuevo anuncio de NASA?

Volcanes de hielo en Europa, luna de Júpiter ¿La protagonista de un nuevo anuncio de NASA?

Crédito: NASA

La Agencia Espacial de EEUU tomó varias imágenes nítidas de los llamados criovolcanes ubicados en Europa, la sexta luna de Júpiter, según el sitio web de la entidad.

En las fotografías —captadas por el telescopio orbital Hubble entre los años 2014 y 2016— se puede ver las columnas de agua de 50 y 100 kilómetros de altura, respectivamente, expulsadas por los volcanes, los cuales fueron descubiertos por la sonda espacial Galileo en 1990.

En los estudios realizados, los científicos de Cassini anuncian que una forma de energía química con que la vida puede alimentarse parece existir en la luna Encelado de Saturno, y los investigadores de Hubble informan de evidencia adicional en las erupciones ocurridas en la luna Europa de Júpiter.

«Esto es lo más cercano que hemos llegado, hasta el momento, a la identificación de un lugar con algunos de los ingredientes necesarios para un ambiente habitable», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en la sede en Washington. «Estos resultados demuestran la naturaleza interconectada de las misiones científicas de la NASA, que está permitiendo acercarnos a responder acerca de si estamos solos o no.»

Estas imágenes compuestas muestran un presunto penacho de material en erupción con dos años de diferencia desde el mismo lugar en Europa, la luna helada de Júpiter. Los dos penachos, fotografiados en luz UV por el Hubble, fueron vistos en silueta cuando la luna pasó por delante de Júpiter.

Estas imágenes compuestas muestran un presunto penacho de material en erupción con dos años de diferencia desde el mismo lugar en Europa, la luna helada de Júpiter. Los dos penachos, fotografiados en luz UV por el Hubble, fueron vistos en silueta cuando la luna pasó por delante de Júpiter. Créditos: NASA / ESA / STScI / USGS

El papel de los investigadores con la misión Cassini , publicado en la revista Science, indica gas hidrógeno, que potencialmente podría proporcionar una fuente de energía química para la vida, que se vierte en el subsuelo marino de Encelado, producto de la actividad hidrotermal en el fondo marino.

La presencia de grandes cantidades de hidrógeno en el océano de la luna significa que los microbios – si existen allí – podrían utilizarlo para la obtención de energía mediante la combinación del hidrógeno con dióxido de carbono disuelto en el agua. Esta reacción química esconocida como «la metanogénesis», ya que produce metano como subproducto, el cual se encuentra en la raíz del árbol de la vida en la Tierra, e incluso podría haber sido fundamental para el origen de la vida en nuestro planeta.

La vida tal como la conocemos depende de tres factores principales: el agua líquida; una fuente de energía para el metabolismo; y los ingredientes químicos adecuados, principalmente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre. Con este hallazgo, Cassini ha demostrado que Encelado – una pequeña la luna helada a mil millones de millas más lejos del Sol que la Tierra – tiene casi todos estos ingredientes para la habitabilidad. Cassini aún no ha mostrado que el fósforo y azufre estén presentes en el océano, pero los científicos sospechan que lo encontrarán, ya que creen que el núcleo rocoso de Encelado es químicamente similar a los meteoritos que contienen los dos elementos.

El óvalo verde destaca las plumas que Hubble observó en Europa. La zona también corresponde a una zona caliente en la superficie de Europa. El mapa se basa en las observaciones de la nave espacial Galileo.

El óvalo verde destaca las plumas que Hubble observó en Europa. La zona también corresponde a una zona caliente en la superficie de Europa. El mapa se basa en las observaciones de la nave espacial Galileo.
Créditos: NASA / ESA / STScI / USGS

El documento detalla nuevos hallazgos del telescopio espacial Hubble, publicado en The Astrophysical Journal Letters, informa sobre las observaciones de Europa desde 2016 en el que se observó un penacho probable de materiales en erupción desde la superficie de la luna en el mismo lugar donde Hubble vio evidencia de un penacho en 2014. Estas imágenes refuerzan la evidencia de que los penachos de Europa podrían ser un fenómeno real, y que ocurrirían de forma intermitente en la misma región de la superficie de la luna.

El penacho recién fotografiado se eleva a aproximadamente 62 millas (100 kilómetros) por encima de la superficie de Europa, mientras que el observado en 2014 posee aproximadamente 30 millas (50 kilómetros) de altura. Ambos corresponden a la localización de una región extraordinariamente cálida que contiene características que parecen ser las grietas en la corteza helada de la luna, visto a finales de 1990 por la nave espacial Galileo de la NASA. Los investigadores especulan que, como Encélado, esto podría ser evidencia de agua en erupción desde el interior de la luna.

Los investigadores dicen que si las plumas y el punto caliente están vinculados, podría significar que el agua que se dispersó desde debajo de la corteza helada de la luna está calentando la superficie circundante. Otra idea es que el agua expulsada por el penacho cae sobre la superficie como una niebla fina.

Futuras exploraciones de mundos oceánicos de la NASA ocurirán mediante el monitoreo del Hubble de la actividad de Europa y de la investigación a largo plazo de la Cassini en Encelado. En particular, ambas investigaciones están sentando las bases para la misión Clipper a Europa, que está previsto para su lanzamiento en la década de 2020.

«Si hay plumas en Europa, ya que ahora lo sospechamos fuertemente, con la misión Europa Clipper estaremos listos para ellos», dijo Jim Green, director de Ciencia Planetaria, en la sede de la NASA.

Encélado no es el único lugar que podría albergar vida extraterrestre

Encélado no es el único lugar que podría albergar vida extraterrestre

Para todos los que seguimos las noticias de avistamientos de Ovnis o experiencias con posibles seres extraterrestres, este titular nos podría parecer un tanto ridículo; pero la comunidad científica ha sido bastante reacia a aceptar que la vida extraterrestre podría existir en nuestro vecindario cósmico. Sin embargo, todo cambia, y con el pasar del tiempo, diversos científicos, y hasta la propia NASA están asumiendo la posibilidad de que exista vida extraterrestre en nuestro Sistema Solar.

Encélado, una de las lunas de Saturno, cuenta con las condiciones necesarias para albergar vida, según los hallazgos realizados por la sonda espacial Cassini.

En una entrevista realizada por el sitio web Sputnik, la doctora Caitriona Jackman, profesora del entorno espacial en la Universidad de Southampton, Reino Unido, revela mayores detalles para entender mejor este reciente descubrimiento, y qué otros «hallazgos» podrían darse próximamente.

En los últimos 12 años, Cassini ha volado alrededor de Encélado en varias ocasiones, recuerda Jackman. Durante ese tiempo se han descubierto géiseres de materia que se cuelan a la superficie a través de las grietas en el hielo que cubre el satélite de Saturno. Esto ha llevado a los científicos a pensar que Encélado cuenta con un océano bajo su superficie.

Es importante señalar que esto aún no prueba la existencia de vida extraterrestre, pero sí ha sido una observación directa de condiciones que podrían ser habitables, explica la astrónoma. Y en cualquiera de los casos, de existir formas de vida en Encélado, estas probablemente serían muy primitivas, opina.

Encélado está 10 veces más alejado del Sol que nuestro planeta, por lo que, a diferencia de nosotros, no puede contar con el calor de la estrella para crear condiciones favorables a la vida. Sin embargo, teóricamente, el satélite de Saturno puede tener fuentes hidrotermales y de metano, similares a las que mantienen la vida en el fondo marino de nuestro planeta.

El experto agregó que en nuestro sistema solar ya ha sido descubierto otro cuerpo celeste con condiciones para albergar vida. Se trata de la luna de Júpiter llamada Europa.

Europa es una luna de Júpiter que creemos que tiene un océano bajo su superficie y existen planes para visitarla en la próxima década. Está prevista una misión llamada Europa Clipper y también una misión de la Agencia Espacial Europea llamada Juice”.

Por lo tanto, hay un fuerte deseo en la comunidad científica a partir de estos descubrimientos, que impulsan a ir y averiguar más.

Así como Europa, una luna de Jupiter, Encelado es un «mundo de agua», cubierto por océanos de agua líquida atrapada bajo una capa de hielo.

Sobre esta base de datos, NASA cree que es posible que la vida simple, como bacterias (o tal vez algo tan complejo como un camarón) pueda vivir en el fondo marino de Encelado. «Estaríamos contentos con cualquier descubrimiento de vida extraterrestre.»

Encelado está a casi 10 veces la distancia del Sol a la Tierra, por lo que no puede confiar totalmente en que nuestra estrella provea el calor necesario para la vida (para el tipo de vida que conocemos). En cambio, la vida en Encelado dependería teóricamente de los respiraderos de calor y metano en el fondo marino, de manera similar a cómo diversos organismos que viven en el fondo de los océanos de nuestro planeta se alimentan.

Encelado es bastante pequeño, sólo posee unas 300 millas de diámetro. Esto hace que sea un 15 por ciento más grande que nuestra propia luna.